Archivos

Cuenta atrás

Como ya comentábamos la semana pasada queda muy poquito para que comiencen las Navidades, de hecho, probablemente ya haya niños que estén de vacaciones y al resto les quedan sólo un par de días.

file4911301670389

Las vacaciones de Navidad son generalmente las fiestas que más celebramos en familia, por eso a veces tenemos emociones encontradas. Por un lado nos alegramos de estar con familiares que a lo mejor durante el resto del año apenas veamos, pero por otro también nos acordamos de las personas que ya no están con nosotros y nos genera un sentimiento de tristeza. Lo mejor que podemos hacer es disfrutar de los buenos momentos y recordar a quienes hemos perdido por todos los buenos momentos que hemos pasado juntos.

Un consejo: Aquellos que tengáis familiares mayores que padecen enfermedades degenerativas (Alzheimer, demencias, etc.) o enfermedades graves que no tienen tratamiento, celebrad estas fiestas con ellos, hacedles compañía y cread buenos recuerdos junto a ellos. De otra forma quizás dentro de unos años podáis arrepentiros de no haber estado todo el tiempo que os hubiera gustado junto a esas personas.

file0001890245406

Y con respecto al estrés que generan estas fechas por todo lo que comentabamos en el post anterior; sería muy recomendable que además del tiempo que empleeis para preparar comidas y cenas, comprar regalos y demás, os dediquéis un tiempo para vosotros ir a dar una vuelta tranquilamente viendo la decoración de la ciudad, tomad un cafe con esa amiga o amigo al que hace tiempo que no veis, daros un masaje o iros una tarde al spa.

Para poder disfrutar de los momentos que nos brindan estas fechas primero tenemos que estar bien nosotros mismos. Así que ya sabéis, organizaros con antelación, dedicaros tiempo de relax y disfrutad cada momento. Así que tenedlo muy en cuenta: tiempo para nosotros mismos y tiempo para los demás.

 

Anuncios

Familias reconstituidas

Este término hace referencia a aquellas familias en las que uno o ambos miembros la actual pareja tienen uno o varios hijos. Hoy en día esto ocurre relativamente a menudo ya que cada vez más parejas deciden separarse cuando no funciona la relación, tengan o no hijos.

family

El inicio de una familia reconstituida suele ser difícil ya que todos los miembros que la forman deben adaptarse a la situación. Habitualmente esta adaptación suele resultar más difícil para los hijos ya que el padre o madre sí ha podido elegir a la persona con la que formar esa familia y los hijos deben aceptar una nueva figura.

Esta adaptación al principio suele ser complicada ya que aunque la pareja tenga una buena relación no suele ser tan fácil con los hijos de sus pareja. Los hijos suelen tender a rebelarse contra el padrastro o madrastra, no obedeciendo a lo que esta persona les dice, diciendo que no puede mandarle ya que no es su padre o madre, etc. Si los dos miembros de la pareja actual tienen hijos puede ser beneficioso para la adaptación dependiendo de las edades de los niños y de su actitud frente a la nueva situación. Otras veces, lo que genera es más complicaciones.

Por todo esto, y porque para la pareja también resulta muy difícil llevar esta situación, lo mejor es ir dando pequeños pasos para que todos los miembros puedan adaptarse. Cuando la relación se convierte en algo serio y la pareja se plantea convivir, casarse o avanzar de alguna manera en la relación, lo ideal sería esperar un poco e ir ayudando a los hijos a hacerse a la idea. Es decir, cuando la pareja llegue a ese punto sería el momento de explicar a los niños que su padre o madre ahora está con otra persona, que esa persona le hace feliz y que quiere conocerles a ellos también. Es muy importante hablarles de forma que puedan entender la situación ya que si los niños son capaces de comprender la razón les resulta más fácil aceptar la nueva situación. Después, antes de convivir sería bueno para todos que de vez en cuando se juntasen todos los miembros de la futura familia para que los niños puedan conocer a la pareja, y en su caso a sus hijos. A partir de este punto, habría que ir avanzando en función de la adaptación que consigan los miembros de la familia, si apareciese algún problema con alguno de sus miembros lo recomendable es solucionarlo antes de dar ningún paso más.

A pesar de que toda esta adaptación vaya bien, cuando la familia conviva hay que seguir adaptándose a los cambios, ya que al igual que una pareja que no tiene hijos tiene que llegar a acuerdos una vez se van a vivir juntos, lo mismo tiene que hacer una familia reconstituida. Es muy importante la comunicación, establecer una serie de normas que han de cumplirse y para que no haya problemas futuros establecer los roles y quién puede tomar qué decisiones.

IMG_5311

Instrumentalización de los hijos en las separaciones

Cada día se separan parejas y matrimonios.

Esto como premisa no debería ser un problema, las relaciones no siempre funcionan como nos gustaría a veces simplemente no es la persona adecuada, otras hay algo más de por medio. Pero ¿qué pasa cuando en una relación de pareja que termina hay hijos?

En primer lugar creo que es importante que sepamos que no por mantener unida a la pareja los hijos van a estar mejor. Si los padres están todo el día discutiendo, peleándose delante de los hijos o incluso involucrándolos pidiendo que se posicionen de parte de uno de ellos será mucho más dañino para ellos que sigan juntos a que se separen. Por otro lado si la pareja tiene claro que no pueden seguir juntos y han intentado todo para poder mantenerse unidos (o uno de ellos está decidido a no seguir juntos) lo mejor es hacerlo cuanto antes y de forma definitiva. No es bueno dar falsas esperanzas a los hijos sobre que puede que vuelvan a convivir con sus dos padres.

hijos-padres-separacion-divorcio-fiestas-navidad_mujima20121113_0015_31

Una vez dicho todo esto, lo ideal sería una ruptura “pacífica”. con esto quiero decir que lo mejor sería llegar a un acuerdo entre los padres de cuáles van a ser las condiciones de la separación, cómo van a organizar la custodia del hijo o hijos, etc. Lamentablemente, cuando la razón de la ruptura es una infidelidad por parte de uno de los miembros de la pareja o un hecho que el otro miembro interpreta como una traición es muy difícil poder llegar a este tipo de acuerdos y lo más habitual es la instrumentalización del hijo.

Instrumentalizar a un hijo quiere decir que uno de los miembros de la pareja utiliza al hijo como “arma arrojadiza” para hacer daño a la otra persona. Lo más típico en estos casos es no permitir que vea a hijo, convencer al hijo para que no quiera ver a la otra persona, hablar mal de la otra persona o contarle cosas que ha hecho la otra persona para hacerle daño (que no tienen por qué ser ciertas y que además no debería conocer de esa manera el hijo).

De esta forma, la persona que ha instrumentalizado al hijo consigue que éste no quiera ver al otro progenitor, o que aunque quiera no puede hacerlo; bien porque no se lo permiten o bien porque tiene miedo de hacer lo que, en ocasiones bajo amenazas, le ha prohibido el progenitor con el que convive.

Este tipo de situaciones suelen acabar en los Juzgados debido a los conflictos que genera y se trabaja con ellas a través de la mediación familiar que se gestiona desde el mismo Juzgado. Muchas veces uno de los progenitores sólo puede ver al hijo en los puntos de encuentro, otras se consigue una custodia compartida.

Por todo esto creo que si tenemos una relación de pareja que no funcione bien (sobre todo si hay hijos), lo mejor que podemos hacer tanto por nosotros mismos como por nuestros hijos es intentar solucionar ese problema cuanto antes y por todos los medios de que dispongamos. Y en caso de no poder resolverlo llegar a un acuerdo entre los miembros de la pareja para tener una ruptura lo más cordial que podamos para que los hijos no se encuentren confundidos y sufran lo menos posible con esa situación. También es importante explicar al niño la situación, hacerle saber que va a poder ver a sus dos padres, aunque ellos no estén juntos y que no es culpa suya que haya ocurrido esa situación.

1885672_620